Ciao, Capitano!

Fabio Cannavaro levanta la Copa del Mundo en Alemania 2006
Fabio Cannavaro levanta la Copa del Mundo en Alemania 2006

Este 9 de julio, exactamente cinco años después de haber alzado la Copa del Mundo con la Azzurri, Fabio Cannavaro anunció su decisión de colgar los botines. Un paso que se veía próximo para el Capitano, que tras Sudáfrica 2010 firmó con el club Al-Alhi de los Emiratos Árabes Unidos.

Cannavaro fue recogepelotas en el Mundial de 1990. Estuvo presente en aquella fatídica semifinal contra Argentina en el Stadio San Paolo de Nápoles, cuando la notte magiche de Italia llegó a su fin con un penal errado por Aldo Serena.

Jugando como defensa, tuvo una trayectoria  profesional exitosa. Debutó en el Nápoles en 1992. Consolidó su carrera en el Parma, donde jugó desde 1995 hasta el 2002, para luego pasar los siguientes  años entre los dos grandes de Italia, Inter de Milán (2002-2004) y Juventus de Turín (2004-2006). Tras el escándalo de calciopoli que envió a la Vecchia Signora a la Serie B, Il Capitano se aventuró en la Liga Española con el Real Madrid, en donde la edad comenzó a pasarle factura. Jugó un último año con la Juventus antes de irse al Al-Alhi.

Más allá de sus logros a nivel de clubes, Fabio Cannavaro será recordado por convertirse en el bastión de la selección Italiana, tomando el lugar que dejó Paolo Maldini tras su retiro en el 2002. Su auge llegó en el 2006, año en que llevó a la Azzurra a ganar la Copa del Mundo con un desempeño sublime. Cannavaro no sólo tuvo el honor de alzar la Copa como capitán, sino que también fue premiado ese año con el Balón de Oro.

Todos los logros que pudo conseguir Il Capitano en el 2006 fueron producto de un arduo trabajo, y su liderazgo comenzó a forjarse tras el Mundial del 2002. Recuerdo una entrevista de la época en la que Cannavaro reconoció -palabras más, palabras menos- que los futbolistas italianos prestaban mucha atención al look y a la moda, y que eso los hacía desviarse de su verdadero propósito, que era el fútbol. Él mismo predicó con el ejemplo y se afeitó la cabeza. No sé hasta que punto eso pudo haber influido en la selección que se tituló en Alemania, pero siempre fue consecuente con su rol de Capitán y mantuvo una conducta ejemplar dentro y fuera de la cancha. Si algo caracterizó sus 136 participaciones con la casaca Azzurra fue su entrega.

Cuando hoy en día es común que las grandes estrellas del deporte se vean envueltas en escándalos y limiten su potencial con sus propios excesos, Cannavaro fue capaz de estar a la altura del compromiso.

Viendo en la Copa América a Neymar, Robinho o Dani Alves, compitiendo por ver cuál luce más ridículo con sus peinados, uno se da cuenta de la falta que hace gente como Cannavaro, que les diga que son futbolistas y deben concentrarse en su profesión.

Grazie, Capitano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s