Leaving on a Jetplane

Hace un año tomé lo que fue una de las decisiones más difíciles de mi vida, que fue la de aventurarme a emigrar. Creo que es un proceso que cada quien va meditando según su circunstancia y si algo he aprendido es que nadie sabe cómo va a ser su experiencia por lo que le digan los demás.

En mi círculo de amistades, no son pocos los que se han ido. Tengo amigos y familiares que han emigrado a Colombia, Chile, Uruguay, Brasil, Ecuador, Panamá, México, Estados Unidos, Canadá, Republica Dominicana, Inglaterra, Portugal, España, Francia, Alemania, Austria, Qatar, Australia y estoy seguro que se me queda(n) alguno(s) por fuera.

Todos los que hemos salido de Venezuela hemos tenido experiencias distintas, algunos van por estudio, otros por trabajo; unos se instalan rápido y otros no tanto; unos se acostumbran y se quedan, otros no se acostumbran y se devuelven. Cada quien vive su escenario, y por más que escuchemos cientos de historias de gente que le ha ido bien o que le ha ido mal, ninguna de esas referencias es garantía de éxito o de fracaso.

Lo que sí es cierto es que lo mejor es tomar decisiones informadas, pues no es un proceso fácil. Incluso para explicarlo, tan complejo es el tema que este es un post que tenía pendiente desde junio de 2014 y ahora es que me siento en capacidad de dar una humilde percepción de lo que significa tomar esa decisión de irte de tu país. A continuación algunas recomendaciones si estás barajeando la idea de tomar la salida por Maiquetía:

  1. Haz un balance de pros y contras.

Sí, Venezuela está en crisis, tanto la situación económica como la inseguridad son elementos que invitan a pegar la carrera a un país donde los automercados estén surtidos y no te maten por tener (o no tener) un celular. Pero las decisiones no pueden ser tan impulsivas como montarte en el primer avión al destino que salga. Evalúa tus opciones, traza un plan de acción y trata de abarcar la mayor cantidad de escenarios posibles. Investiga en dónde tendrás más facilidades en función del visado que requieres y tu profesión. Prepara un presupuesto y planifica el momento oportuno, no dejes tu trabajo hasta no estar seguro de tu destino.

  1. Evalúa la situación y prepárate psicológicamente para lo que viene.

Irte de tu país no es cambiar de ropa interior, es salirte de tu zona de confort y aterrizar en un territorio donde vas a ser un extraño. Siempre hay un shock cultural e incluso el que se va a un país vecino como Colombia nota las diferencias. Tiene sus ventajas y sus desventajas, pues así como te va a gustar el orden de otros países, te puede disgustar que no te dejen escuchar reguetón en la playa. Para unos es más fácil que para otros, pero es un factor a considerar y por más que parezca obvio, hay que pensar en eso.

  1. Mente abierta.

Tienes que estar dispuesto a adaptarte a otra cultura sin renunciar a tu identidad. Más allá de erradicar el concepto de la viveza criolla –algo que debería hacer incluso quien se queda en el país– hay que saber que uno está de visitante en una casa ajena y tiene que respetar a los anfitriones. El venezolano es entrador, conversador y con un sentido del humor un poco macabro para ciertas culturas. Nadie te dice que renuncies a eso cuando estás en tu círculo de confianza, pero tienes que saber que en algunos países –como Inglaterra, por poner un ejemplo– hasta el contacto visual en el metro puede incomodar a otras personas. Si no te fijas en esos detalles, el proceso va a ser más largo.

  1. Que te sellen el pasaporte no significa que estás en el paraíso.

Incluso en Suiza vas a conseguir cosas que te van a disgustar y te van a frustrar. Cuando estés eligiendo tu destino, piensa en tu personalidad, tu capacidad de adaptación a la cultura del país que tienes en mente, si tienes conocidos allí para apoyarte en las primeras de cambio, y cualquier elemento que piense que puede ayudarte a la transición. No te vayas a mudar a Australia porque el primo de un amigo te contó que le está yendo bien allá, si no estás dispuesto a cambiar tu arepa de carne mechada por una hamburguesa de canguro.

  1. Vive la experiencia.

Desde que te montas en el avión todo será aprendizaje. Mentalízate a que vas a viajar a algo nuevo que te va a nutrir y te va a ensenar, y si quieres quedarte afuera, usa tus mejores herramientas y argumentos para quedarte. El éxito no está en quedarse o regresar, sino en vivir la experiencia de forma que te haga crecer como persona y encuentres la manera de ser feliz. Si te vas, es porque aspiras vivir mejor, y eso abarca mucho más que estar en un país con automercados surtidos. Aunque al principio siempre va a ser difícil y hay que tener paciencia, si te proyectas a mediano/largo plazo y a pesar del esfuerzo no ves nada que te haga feliz en tu destino, tienes que replantearte tu idea.

  1. No tomes decisiones por presión.

En estos días comentaba @melaniobar en Twitter que la frase “fuga de cerebros” en Venezuela es injusta, y de cierta manera lo es. A pesar de todos los “contras” que tiene Venezuela hoy en día, existe mucha gente buena y talentosa que ha decidido quedarse, no por obligación sino por convicción. Y esa es una alternativa respetable; ambas lo son. No te dejes influenciar hacia un camino que no quieras tomar si no te sientes seguro. Se trata de una decisión personal y si te vas y eres feliz, da lo mismo que si te quedas y eres feliz.

Indudablemente el escenario en Venezuela se ve complicado, y eso es un incentivo para emigrar, pero cada quien debe manejar sus tiempos y sus procesos. Sin prisa pero sin pausa. Si se da el caso de que tu emigración se hace inminente, mi única recomendación es que trates de ir con mente abierta y dispuesto a pensar fuera de la caja durante la aventura.

@cuevasar

Un comentario en “Leaving on a Jetplane”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s