Por favor, no más artículos sobre despedidas en Maiquetía

He leído no menos de una docena de artículos hablando del proceso de duelo que implica emigrar de Venezuela. Algunos muy poéticos, emocionales, añorando un país que ha cambiado tanto que sólo existe en nuestra memoria. Varios de ellos escritos con un verbo y prosa admirables y seguramente con la mejor de las intenciones por parte sus autores. Otros parecen el libreto de una novela escrita por Arjona luego de ver el documental Caracas: Ciudad de Despedidas.

Quizás los tres primeros tenían una reflexión que había que hacer llegar al colectivo. Pero ¿y si en vez de quedarnos atrapados en el loop de recordar y sufrir con cada lectura y foto del piso de Maiquetía (Y yo lo admito, en este blog compartí la mía) nos preocupamos por reforzar los mensajes positivos?

¿Por qué no hablamos más bien de todos esos venezolanos que han salido y se han potenciado como profesionales, como personas de bien? Hay gente haciendo cosas geniales fuera del país. Emprendedores, científicos, profesores, deportistas (No Pastor, no hablo de ti), estudiantes, gente que se atrevió y que está viviendo.

Por cada lágrima derramada en el aeropuerto, hay un venezolano con la determinación de construir un futuro mejor. Para él, para su familia, los que se van y los que se quedan. Algunos con la intención de devolverse a Venezuela, otros quizás no, pero dejando el gentilicio bien en alto.

Ese venezolano que pasó aduana con su vida en dos maletas, superó un miedo. Decidió salir de su zona de confort y ser el impulsor de los cambios que quiere para su vida. No es fácil, en lo absoluto. Es más fácil dejarse llevar por la corriente o que otros decidan por ti. Mensajes auto flagelantes sobre lo traumático de la emigración, no hace sino generarle más miedo al que quiere irse y se frena de hacerlo.

Cada venezolano que se monta en el avión, inició un proceso de aprendizaje. Uno que lo obligará a exigirse más, a sacrificarse más, a trabajar día a día por convertirse en su mejor versión para superar los retos que lo esperan.

Esos emigrantes aterrizan en su destino con un sueño y con las ganas de construir un cambio. Hay gente que puede pasar años navegando a la deriva y la emigración les da la oportunidad de construir un nuevo camino.

La lucha por la supervivencia forja carácter. Fomenta la creatividad. Mueve las neuronas. Sea el camino que le toque al emigrante, salir de Maiquetía es el primer triunfo en un recorrido que puede ser largo largo, pero es el que abre las puertas al éxito que visualizaste en el momento que tomaste la decisión. Y cada pequeño logro en el exterior es celebrado por quienes se quedan, con la misma efusividad y el cariño que si estuvieran al lado.

Basta de ver a la emigración como un estigma. Quienes pasamos por eso, ya sabemos que es difícil, quienes no lo han pasado pero quieren irse, temen decidir. Y los familiares que se quedan también saben lo difícil que es para ellos. Entonces, ¿para qué seguir reviviendo esa carga, ese dolor, esos golpes de pecho que dejan exhausto emocionalmente a cualquiera?

Yo invito a todos los que escriben sobre este tema a buscarle un enfoque positivo:

Díganle al que se va que la vida afuera es difícil, que su éxito depende de muchas cosas, pero que todo empezará por enfrentar los miedos, buscando crecer cada día, y que la disciplina y la dedicación serán sus mejores aliados. Que no se olvide de su país, y que aunque no piense regresar, busque la manera de brindar apoyo a quienes se quedan y a los demás coterráneos que buscan un futuro mejor afuera.

Díganles a los familiares que se quedan que celebren cada pequeña victoria del que está lejos. Que a lo mejor la distancia va a cambiar la dinámica familiar, pero nunca el cariño, y esos logros solo valdrán la pena si tienes con quién celebrarlos. Que el destino permitirá que esa despedida en Maiquetía se convierta en un efusivo encuentro en un futuro próximo, como quien despide en la línea de salida a un corredor y lo recibe en la meta.

Díganle al que aún no ha tomado la decisión, que la medite, se prepare y que nunca sea el miedo lo que frene sus planes. Que salir de la zona de confort siempre es difícil, pero es mejor actuar a quedarse con la duda. Enseñen a esa persona a armarse de coraje para superar los retos que le vienen.

Y denle las gracias especialmente al que se queda con la determinación de hacer algo por Venezuela, a esos héroes anónimos que respetan un semáforo, que le ceden el asiento a las personas mayores en el metro, que ayudan al que está adelante en la cola para comprar harina pan, que decide ganarse la vida honestamente y hacer su mejor esfuerzo por cambiar la situación desde adentro.

Nothing worth having comes easy

Anuncios

95 comentarios en “Por favor, no más artículos sobre despedidas en Maiquetía”

  1. Excelente reflexión, cuanta razón tienes en lo que dices.sabes que leyendo me hacia pensar en mi hijo mayor que será el primero en emigrar de mis hijos, aunque es el 6to de los primos paternos en irse, todos profesionales, pero como dices tu se va con toda su vida en una maleta y un bolso, pero con todos sus sueños y proyectos de vida como norte, dejando aquí una esposa pero con la firme esperanzas de tenerla de nuevo al su lado allá donde estará esperándola en un corto o mediano plazo en este mismo año, como madre al igual que muchas que vieron partir a su hijo, y también el resto de la familia, nos quedamos con la tristeza de no saber cuando volveremos a verlos, pero con la convicción de saberlos lejos pero con mejor calidad de vida y aunque se sabe que todo inicio es difícil especialmente cuando se está solo en un país donde no concesión a nadie y que mientras te estabilizas es probable que tengas que desempeñar otras tareas que no son de tu área, pero debes sobrevivir mientras tanto, dejando a un lado orgullos y ser humilde, pero al pesar de que tanto el que se va como la familia que se queda solo ora para que todo salga bien y una como madre piensa que les inculcar te y crías te amo tus hijos con valores y principios y una se queda tranquila porque se tiene la seguridad de que tu hijo saldrá adelante, en medio de todas las familias, al menos la mía, se ha unido y lo que hemos hecho desde el primero que partió es que ahora través de las redes (gcias al dios ecisyen) nos hemos mantenido en comunicación, alentandolos. Apoyándonos y alegrando nos por cada avance que obtienen donde se encuentran por pequeño que sea, y creo que para ustedes ,lo que están afuera reciben esto con alegría y eso les hace continuar con fuerza su trabajo allá para seguir adelante, y como digo yo.se que otras también lo dicen “prefiero saberlos lejos,con seguridad en libertad y mejor calidad de vida y un mejor futuro para ellos y sus hijos . que aquí donde ya son nulas o casi nulas las posibilidades de tener un mejor futuro” con todo el dolor y la tristeza que implica la separación. Así que estoy muy de acuerdo con todo lo escrito por ti. Un abrazo hasta donde te encuentres. Dtb

    1. Gracias Jazmín. Estos procesos son un aprendizaje interminable, y hay que aprender a ver lo positivo. Esa fue mi primera lección al irme de Venezuela. El emigrante enfrenta muchos retos, y hay que asumirlos con energía, con entusiasmo y motivándose a uno mismo. Las despedidas entristecen, a todos, no hay día en que yo no piense en mi familia en Venezuela, pero si le dedico mis energías a pensar en lo difícil que fue salir, es un esfuerzo que no estoy dedicando a trabajar por mis objetivos. Por eso la invitación es a ver el futuro y a pensar en todo lo positivo que trae la experiencia, porque el que emigra aprende, y la familia siempre acompaña, no importan los kilómetros. Y no hay mejor motivación que pensar en un reencuentro con esos seres queridos. Saludos, el mayor de los éxitos a sus hijos y gracias por comentar.

  2. Muy bien! suficiente con esa manía de desacreditar la emigración y convertirla en un recurso indeseable pero necesario. Por el contrario, no es obligatorio y es absolutamente atractivo. Las posibilidades que te abren el vivir en otro pais son infinitas. Las posibilidades de exito son generalmente mayor, la dinamica familiar cambia, pero igual cambia cuando en un pais normal uno se independiza y te mudas a otra urbanizacion, o a otra ciudad.
    Emigrar para mi y para la mayoria de venezolanos que conozco en el exterior ha sido maravilloso. Dificil? tanto como cualquier otra d elas metas que te propones en la vida, tanto como empezar la universidad, o empezar en el primer trabajo.
    Por que sentir lastima por el hecho de emigrar, cuando es una valiente decision personal, como es valiente el que decide quedarse (no el que se queda por miedo)

  3. Excelente el contenido y el enfoque objetivo, conque te expresas en éste artículo. Es avanzar y colocar nuestro gentilicio en alto y considerarnos ciudadanos del mundo y no una pequeña porción dentro de él. Bendiciones!

  4. Excelente sobre todo la el párrafo que dice que demos las gracias a todos los aquellos que se quedan y que día a día ponen un granito de arena con su trabajo honesto y deseos de que el país salga adelante y que necesariamente ya salieron de su zona de confort

  5. Mas que exclente, jamas dejo comentarios en ningun articulo! Pero este es grande! Refuerza el insentivo y las ganas de los q querems irnos a como dicen en nuestra tierra ” patear calle” afuera! Exclnte 👏👏👏👏

  6. Muy acertado tu post. Sin duda, cada quien lucha por su futuro y por un estilo de vida en el que pueda desarrollarse como persona y profesional. Aprovechando que tocas el tema de los venezolanos que triunfan en el exterior, quiero invitarte a que visites mi página web revista-sabores.com (el viernes la debo estrenar). Es un portal de actualidad gastronómica y tiene una sección de Historias, donde cuento la experiencia de los venezolanos que están afuera y están haciendo cosas importantes a través de la comida. Ha sido muy enriquecedor, interesante y apasionante conversar con todos ellos. Saludos!

  7. Sabes que me pasaba lo mismo desde afuera y ahora que regresé a Venezuela me pasa lo mismo desde adentro. De lo único que se habla es de lo negativo, todas las noticias son sobre robos, atracos, malas políticas; todas las sobremesas son sobre inflación, dólar, inseguridad, peladera de bola.

    Por eso, la semana pasada, decidí crear POSITIF (www.positif.com.ve) un lugar que concentra las buenas noticias sobre Venezuela y sus venezolanos, tanto fuera del país como dentro de él. Creo que es un espacio para respirar, un espacio que a todos los venezolanos, hayamos emigrado o no, nos hace falta para reconectarnos de manera positiva con nuestro país y nuestra gente.

    Espero te guste y la compartas si te sientes cómodo.

    Saludos!

    1. Que línda iniciativa! Una excelente idea. Siempre comento que el venezolano actualmente, vive rodeado de tantas noticias y experiencias negativas, que termina comentando sólo ese tipo de cosas y haciéndose cada vez más pesimista. Que bueno llenarse de tantas cosas positivas que nuestro país y nuestra hermosa gente tienen que ofrecer. Seguramente visitaré tu página y ojalá se haga viral tu iniciativa. Felicidades!

    2. Andrea, super buena iniciativa. Somos muchos los venezolanos que estamos fuera poniendo en alto nuestro nombre y nuestra nacionalidad. Conozco varios casos de éxito y te los puedo compartir. Vivir fuera nos ha dado muchas cosas buenas, y eso….como también lo dice el post….hay que hacerlo ver y destacarlo. Cero drama…. (con el respeto a quien se le hace difícil) allá afuera hay un universo de cosas buenas que vivir. Saludos!!

  8. Siempre se respetan las diversas posturas sin embargo de esos artículos anti fotos en malquetia solo he leído uno que he admirado se titulaba ” menos fotos sobre cruez diez y mas fotos sobre el rayado ” cada quien elige su destino y ninguna desicion es mala . Pero eso de decir amo Venezuela , amo la arepa , amo el salto Ángel y no demostrarlo en acciones es que lo que nos ha llevado a estar donde estamos , y cuando me refiero a demostrar lo que de verdad sentimos por nuestra nación , no es poniéndose una camisa con algún eslogan electoral de algún color de un partido siguiendo líneas dogmáticas que en toda la historia contemporánea no ha llevado a aquello que todos imaginan la Venezuela prospera , nos ha llevado a todo lo contrario . Es mas importante en vez de llorar sobre cruez diez ayudar a construir verdaderos ciudadanos , Venezuela está compuesta por 28 millones de personas o mas . Si todos actuaramos como se debiera quizás estaríamos mejor , siempre es cierto que el gobierno tiene gran incidencia en la situación país , pero siempre se ha pedido que se vote y esperar que alguien soluciones todo capaz hay que tomar un visión diferente que sean los ciudadanos los que reformen el país , actuar . No se pierde nada con intentar construir unos mejores ciudadanos . No es solo votar también implica luego no bajar la ventana del carro y botar la basura en la calle .

    1. Gracias por compartir tu opinión Indhira. No es fácil pasar del llamado a la acción y por eso muchas veces nos quedamos -me incluyo- en la crítica. Pero es clave lo que dices, que cada quien haga su aporte. Y yo le agrego, que ese aporte sea de la manera que cada uno y pueda hacerlo. Tanto el que se queda como el que emigra tienen hoy en día un rol en la recuperación de Venezuela, el que sale puede hacer muchas cosas, desde participar activamente en alguna ONG hasta formarse y capacitarse para en algún punto trasladar ese conocimiento a otros venezolanos. Lo importante es, como tu dices, tomar una visión diferente. Saludos.

  9. Excelente mensaje! Yo les digo a todos los que se van eso mismo, porque yo viví fuera 10 años, y puede no ser un camino de rosas, pero si la vida te presenta esa oportunidad, debemos armarnos de coraje y aprovechar esa experiencia de crecimiento y aprendizaje. Es duro para las familias que quedan, pero siempre hay que verlo desde el punto de vista positivo para el que se va buscando surgir, mejorar y lograr ese futuro que aquí ya no se vislumbra. Eso si, que quien salga deje una huella positiva y aporte lo mejor de sí, y cuando regrese sea para ayudar a reconstruir este pais con todos los conocimientos y experiencia adquirida.

    1. Exactamente, hay que sacar provecho de la experiencia y retribuir eso de alguna manera. Aunque respeto la decisión de aquellos que al irse del país se desentienden totalmente, creo que hay que ser agradecido con las oportunidades que uno recibe y tratar de ayudar a otros a que también la tengan, bien sea regresando en algún momento para la reconstrucción, o apoyando desde afuera, dando clases, fomentando el networking entre emigrantes. Lo bueno es que hoy en día hay muchas formas para que cada quien apoye desde su trinchera. Gracias por el aporte, saludos!

      1. Totalmente de acuerdo. Una vez comenté eso, en una página que conformamos venezolanos radicados en Quito. Hay miles de formas de participar y ayudar. Escribiendo mensajes de aliento, enviando provisiones a los que estén en necesidades por situaciones de emergencia, creando asociaciones, etc. Cada uno pone su grande arena de la manera que le resulte mejor, estando aquí o allá, siempre se puede hacer algo cuando se tiene la voluntad. Nosotros en la página ayudamos dando información al que quiere emigrar y escoge aEcuador como destino, les brindamos la asesoría que nos permite nuestra experiencia como ya residentes y valoramos a todos por igual,al que decide arriesgarse y emprender en otro país buscando un futuro mejor y al que es igualmente valiente y decide luchar desde adentro. Todos somos igualmente venezolanos.Excelente artículo. Un abrazo y éxitos!

  10. Me parece despótico que hable de los sentimientos comparándolos con libretos de novelas, lo considero una gran falta de respeto de su parte, cuando las despedidas son una cruda realidad diaria para tantas familias desesperanzadas que tienen que desprenderse de sus hijos o cualquier otro familiar debido a que ha decidido ir en búsqueda de una mejor calidad de vida y un futuro mejor fuera de Venezuela.
    Particularmente pienso que porque este hecho exista no significa que las personas no sean positivas si no lo fueran no se irían del país, ni dejarían que los seres amados se vayan, dejando lo único valioso en la vida que es la familia.
    Y si lo afirmo, hay gente haciendo cosas geniales fuera de Venezuela, hay muchos que han sido reconocidos, inclusive hay países donde han destacado a los profesionales venezolanos.
    Voy a citar solo algunas de sus propias palabras: “Por cada lágrima derramada en el aeropuerto, hay un venezolano con la determinación de construir un futuro mejor. Para él, para su familia, los que se van y los que se quedan. Algunos con la intención de devolverse a Venezuela, otros quizás no, pero dejando el gentilicio bien en alto.”
    Y le pregunto lo siguiente:
    ¿El gentilicio vale más que las lágrimas derramadas en el aeropuerto por el dolor al separarse de la familia? ¿Vale más el gentilicio que la familia o el amor a ella?
    Cito: “Ese venezolano que pasó aduana con su vida en dos maletas, superó un miedo. Decidió salir de su zona de confort y ser el impulsor de los cambios que quiere para su vida. No es fácil, en lo absoluto. Es más fácil dejarse llevar por la corriente o que otros decidan por ti. Mensajes auto flagelantes sobre lo traumático de la emigración, no hace sino generarle más miedo al que quiere irse y se frena de hacerlo.”
    Pareciera que usted considera ser positivo negar la realidad y nada más falso que eso, la positividad tiene que ver y mucho con la realidad que no puede nunca negarse y a pesar de ello seguir adelante enfrentándola.
    ¿La familia no tiene derecho según usted a llorar su despedida y desprendimiento de ese ser querido que sabemos que se va para mejorar y aunque sepamos que lo logrará quizás la lejanía nos cuesta desgarros?
    No es cierto el que se quiere ir, al leer y ver los llantos de despedidas se acobarda, el que quiere irse no lo para nada, ni nadie, es una decisión tomada desde la valentía hay que ser muy pero muy valiente para irse porque no es fácil desde todos los puntos de vista, si la familia no puede mucho menos las experiencias de dolor de otros, creo que exagera con eso de mensajes auto flagelantes, todos sabemos que duele salir del país y alejarse de los suyos sin saber si volveremos, pero una vez decidido nadie lo puede evitar, ni una madre que es quien sufre más y creo que usted las olvida en su post. Ellas tienen todo el derecho de llorar y comentar, ya bastantes derechos nos ha quitado el gobierno como para que usted quiera quitarnos varios.
    Cito: “Y cada pequeño logro en el exterior es celebrado por quienes se quedan, con la misma efusividad y el cariño que si estuvieran al lado.”
    ¿Lo dudaba usted? Todos los logros se celebran aunque las lágrimas de despedidas existan.
    Cito: “Basta de ver a la emigración como un estigma”
    Creo que quien lo está estigmatizando no son los que lloran sino usted, ya que está queriendo marcar la huella en otra cosa que no es la única realidad, ni de Venezuela, ni de sus familias que hoy sufren la separación de los que se van al exilio.
    Cito: “esos logros solo valdrán la pena si tienes con quién celebrarlos”
    Precisamente si se van del país solos, con quién celebran? Celebrar en la distancia es lo mismo? NO he ahí una respuesta a su afirmación con la que estoy de acuerdo pero no en el sentido que usted quiso darle.
    Cito: “Y denle las gracias especialmente al que se queda con la determinación de hacer algo por Venezuela, a esos héroes anónimos que respetan un semáforo, que le ceden el asiento a las personas mayores en el metro, que ayudan al que está adelante en la cola para comprar harina pan, que decide ganarse la vida honestamente y hacer su mejor esfuerzo por cambiar la situación desde adentro.”
    A lo que le respondo también hay que darle las gracias a los que están fuera del país y luchando por él porque si usted no lo sabe hay muchos, no necesariamente lucha por Venezuela el que vive en Venezuela, los que viven fuera también, hay muchos organizados y trabajando, como hay muchos en Venezuela que no luchan y se resignan o apoyan lo que pasa, también hacen los mismo muchos que están fuera que apoyan el gobierno o le es indiferente lo que pasa, por eso no se debe generalizar como si esto fuera una verdad absoluta. Esos que se han ido merecen respeto y que se les de la gracias también porque al igual que los que se quedaron han hecho colas, han ayudado, han cedido el puesto, han respetado un semáforo y han hecho esfuerzos por cambiar desde adentro la situación.
    Creo que su escrito debió ser enfocado como lo que usted piensa y no como lo que deberíamos hacer y enfocar los venezolanos, me niego a tener un falsa positividad negando la realidad que hoy vive Venezuela, me decanto por la positividad a pesar de las realidades y por último le digo que si no le gusta leer sobre despedidas, ni verlas, no lo haga usted pero no le pida a otros que no hagan documentales o escritos sobre ello porque no tiene la absoluta razón y las personas están en su derecho así como usted tiene el suyo.
    Yo prefiero hayan artículos sobre despedidas, sobre lo duro que es emigrar, sobre los logros en el exilio, sobre lo que sufre el país, todo absolutamente todo es real y pasa no tenemos por qué coartarlo o tratar de manipularlo según pensemos.
    Espero que usted piense un poco más en lo que siente los demás cuando escriba, que en lo que usted piensa y que sepa ofrecer disculpas a quienes se sienten ofendidos o aludidos por la forma en que ha enfocado su escrito.
    Helena

    1. Si a usted o a cualquier persona le tiene mas importancia a la familia que a cualquier otra cosa se quede y ya. Asi de simple. Asi que si la decisión de irse del territorio es mas grande que los lazos que lo unen a él. Y no lo digo sin experiencia porque he estado fuera tiempo y he vuelto y mi hermana emigro hace 7 años ya.

      1. Disculpe lea bien no he dicho eso cuando me referí a la familia lo hice comparando el gentilicio y la familia qué vale más? basándome en lo escrito por el Sr, Cuevas

    2. Saludos Helena, gracias por su mensaje, creo que de este tipo de cosas lo interesante es que hayan distintas perspectivas. A mi juicio, en los últimos meses se ha reforzado demasiado la percepción de que el venezolano emigra como víctima, como si la salida de Maiquetía es el inicio de un calvario y no un proceso de cambio voluntario (en mayor o menor grado influenciado por la crisis del país). Mi invitación es a que se trate el proceso de emigración con un enfoque constructivo, tanto para quienes se quedan como para quienes se van. No considero haber escrito nada despótico y no hay ninguna intención de ofender en mi mensaje (Más allá de los comentarios jocosos sobre Arjona y Pastor Maldonado). Sólo estoy expresando mi opinión, como Ud. lo hace en su respuesta. En vez de ofendernos por los desacuerdos, celebremos que tenemos la posibilidad de debatir ideas, estar en desacuerdo y que nadie sea censurado por eso.

      1. Muchas gracias por responder es cierto y estoy de acuerdo en que es mejor celebrar el debate de ideas por eso mismo expresé lo que escribí, no creo que nadie esté queriendo pasar por víctima, ni nadie que quiera hacerlo pasar como víctima porque se vaya, lo que quiero decir es que es un ciclo que hay que pasar en cuanto al dolor de la separación, es válido para quienes se van como para quienes lo despiden, hay que vivirlo para superarlo y la única manera de superarlo es sentir esa pena y aprender a vivir con esa separación

    3. Esto que usted ha manifestado aqui, Sra. Helena, me parece lo mas coherente que aparece en la presente situacion. Lo entiendo mejor que muchos pues yo tome la decision de emigrar hace 27 años. Razones sentimentales y familiares me hicieron volver a los 5 años. PERO, ya la situacion degenerativa del pais era tan patetica ( y todavia no existia la situacion actual) que mi esposa y yo decidimos devolvernos otra vez a un gran pais del norte al año de haber llegado. Fue tambien mas dificil hasta por la edad el poder restablecernos y no estamos ahora en absoluto arrepentidos del paso que por fin dimos, ya que la vida nos ha proporcionado otras satisfaciones…y no vemos nuestros hijos y nietas en muchos años.
      Aprendi algo muy interesante, y es que de las pocas veces que pase por Maiquetia para ver algunos familiares, amigos etc en Caracas, por pocas semanas, nunca me senti tan estresado como cuando tengo aqui que viajar al exterior para tomar vacaciones..
      Valio la pena y creo que para la mayoria de nuestra gente preparada la situacion debe ser la misma, sacrificio inicial y exito final. Mis felicitaciones a esos valientes que ya no deben mirar al pasado y que el primer paso es el que cuesta…despues…..!!!! Un gran futuro y mucha seguridad personal, familiar, etc.

    4. Helena…….que buena tú participación,emigrar no es bueno ni malo.No estoy de acuerdo con el articulista.Si 30millones de Venezolanos lucháramos hoy por nuestra Patria,no habría estación. El Venezolano no le gusta, dejar su pais ,esto que hooy vivimos es inédito………

      1. Saludos. Gracias por el aporte. Creo que el fenómeno de la emigración es complejo, y hay muchos elementos que analizar, más allá de que guste o no emigrar. Muchos países han pasado por esos ciclos, son realidades y hay que enfrentarlas y entenderlas.

  11. Dios pero que tan difícil va a ser si tanto duele quédense y ya jajaja definitivamente hay personas que le dan demasiadas complicaciones a la vida o tal vez aman demasiado a su país (cosa que yo no hago) no entienden la idea de fluir con el cambio y estar y vivir donde las experencias de la vida te lleven , pero bueno prefieren llorar y comer arepas toda su vida en un país que solo conocen a otros venezolanos y trabajan en lugares donde siempre tienen a alguien que saque a relucir su condición de emigrante (los he visitado) pero entonces eso junto con llorar todos los dias por un territorio que esta a miles de km hacen de muchas de las vidas del emigrante venezolano patéticas, en mi opinión claro.

  12. Excelente! mas ÁNIMOS – MENTE POSITIVA para los que se fueron, se van y se quedan! es una decisión que cada uno alcancemos nuestras metas!

  13. Para muchos los que emigramos es facil pensar que los demas no lo hacen por miedo. Para muchos de quienes se quedan es facil pensar que los que nos fuimos tenemos la papa pelaa. El problema es que las cosas “que son faciles pensar” suelen ser superficiales. Emigrar requiere sacrificio, quedarse tambien. Emigrar o quedarse son decisiones que al final tienen que ver con crecer y lograr lo que uno quiere, no hay bueno ni malo, son caminos y ya.

    Jejeje Al menos tu no osaste sugerir como yo (https://wordpress.com/post/18328490/264/) que el concepto de nacionalidad se aguayoya con la globalizacion, me asombra que no me criticaran mas al decir eso.

    Quizas algun dia Pastor choque con Arjona, dos pajaros de un tiro 🙂

    1. Diste en el clavo, ambas alternativas representan un reto y es fácil simplificarlas desde la otra perspectiva. Venezuela no estaba acostumbrada a una diáspora como proceso que periódicamente ocurre en muchos países por diversas circunstancias. Hay que entender ese fenómeno, sus diversas causas y los efectos positivos que puede dejar al país y a sus ciudadanos, a corto, mediano y largo plazo.

      Saludos y gracias por el aporte!

  14. Hola, te aplaudo y agradezco este post. Te invito a mirar los míos, un año después de mi inmigración a Estados Unidos. En grilla.tumblr.com llevo un ritual de 21 días que va por el 18 y que se llama #ViajeamíyalNorte. Te invito a leerlo desde el 1. Sabrás que más de uno comparte tu visión optimista, aunque existan esos depresivos eternos que viven de la nostalgia que les nació en Maiquetia.

  15. Excelente reflexión me identifico 100% ya que partí hace unos meses con dos maletas llenas de sueños, el corazón chiquito y lleno de muchas interrogantes y miedos, este paso que di no me arrepiento actualmente estoy creciendo como persona y profesional y sólo me puedo decir que el único obstáculo está en la mente podemos hacer que pase!!!

    1. Yo tampoco tengo mucho tiempo más que tú afuera y te puedo decir que siempre habrá interrogantes y miedo, pero uno aprende a conocerse mejor y a exigirse más cuando la situación obliga. Para poder hacer eso, hay que mantenerse motivado, tratar de aprovechar las oportunidades y buscar destacar. Éxito y gracias por comentar!

  16. Difiero de ti, es un drama irse de tu pais. Claro que es bueno no mirar a atras. Pero son tristes las razones por las cuales todos se van. Tal vez eres joven para apreciar este pais, “cuando eramos felices y no lo sabiamos”

    1. Hola. Es un drama al principio pero una vez pases por Maiquetia si tienes la mente abierta al cambio y te abras a la otra cultura pues no hay marcha atrás. Hoy por hoy cuando he ido de visita a Venezuela lo que pienso unas horas de estar allá es en regresar al país donde vivo ahora, porque amo el lugar que me ha recibido y me siento mas en casa que en mi país de origen.

  17. Buen día… bueno en realidad no sigo tu blog, no lo conocía… llego a este articulo por medio de un link que encontré en mi facebook… permiteme felicitarle en primer lugar por tan excelente iniciativa… dicho esto, paso a comentar tu articulo… tienes muchísima razón en prácticamente todo lo que dices. Ciertamente es un enfoque diferente a la situación coyuntural que estamos viviendo en Venezuela. Un enfoque muy valido y lógico. Un enfoque al que ciertamente no estamos acostumbrados los seres humanos en general. Pero, que vaina que nunca falta un condenado pero, siempre he pensado y dicho que la verdad no es absoluta y eso es absolutamente verdad… me explico… la metáfora de ver el vaso medio lleno o medio vacío lo que nos indica es que siempre hay al menos de formas de ver las cosas y ambas son validas… es decir que ninguna de las dos esta mal del todo y ninguna de las dos es la correcta… sencillamente son dos formas de ver las cosas… comento esto porque aunque es valida tu observación y tu interés de transmitirle a lo demás tu positivismo y buena vibra, también es valido el transitar por ese camino de dolor producto de la despedida y la separación… tu mismo dices que una vez lo escribiste en un post anterior en tu blog… la cuestión a la que quiero llegar es que todos tienen derecho a transitar por ese camino, o como dirían algunos especialistas, a vivir su duelo!! algunos sufren mas que otros, algunos son mas apegados que otros, algunos se van solos, otros no dejan nada detrás, pero absolutamente todos pasan por el mismo proceso… por otra parte, creo que también todos vamos con la misma intensión y esperanza de tener acceso a una mejor vida, mas y mejores posibilidades de triunfar, mejores empleos, mejores servicios, mejor calidad de vida, etc etc etc… pero todo eso tiene un precio que algunos lo pagan mas fácilmente que otros… este enfoque seria el de ver el vaso o bien medio lleno o bien medio vacío,.. da igual… pero el hecho es que es valido igual pues partimos de la premisa del derecho de cada quien de “tripearse” su dolor como mejor pueda… es apenas el primer paso o la primera cuota que debes pagar en tu camino al éxito… el tema claro esta es no quedarse atrapado en esa etapa… levantarse, lavarse la cara, acomodarte la vestimenta y seguir hacia adelante… “pa lante es pa alla pues!! ahí es que considero con total validez y el peso de cada palabra del enfoque que le das a la partida… ese es mi humilde análisis y aporte… es solo mi forma de ver las cosas… el punto medio entre el vaso medio lleno y medio vacío… recibe un gran saludo y espero que tu transitar siga por el mismo camino de triunfos que llevas hasta ahora!!

    1. Muchas gracias por el aporte, totalmente de acuerdo con el análisis y estoy de acuerdo, es importante tener mesura y aunque se transite el camino viendo el vaso medio lleno, estar consciente de que no siempre es un camino fácil. La clave, como tu dices, es seguir hacia adelante. Saludos!

  18. Yo emigré cuando todavía no estaba de moda tomarse fotos con el piso del aeropuerto. Imagino porque en 2007 todavía no existían todavía los Smartphones. Hoy en día me va muy bien trabajando como ingeniero en Alemania y agradezco a este país me ha dado muchas oportunidades y a Venezuela que me ha dado una buena educación.

    1. La educación venezolana es (o era) muy buena, y eso uno aprende a apreciarlo más estando afuera. La preparación tanto de base como universitaria del venezolano nos deja en muy buena posición. Y si a eso le sumas que tenemos experiencia luchando contra las adversidades, ni se diga. Gracias por comentar!

  19. El más claro de los comentarios al respecto, pasado por una coterranea vía Facebook, das espacio a la dualidad del irse o quedarse. Yo después de veinte años de este lado lo resumo asi: será mejor, más no mas facil.

    El acceso a lo que muchos ven como ideal tiene un costo, que como indicas, requiere un proceso de reconstrucción interna, que no termina al resolver los papeles, más bien comienza ya que ellos son los que verdaderamente te abren los horizontes.

    Ojalá que lo que expusistes acá sea el modelo a futuro – sobran hoy en día ejemplos de naciones que pasaron por trances de mayor magnitud a los nuestros, y que lograron avanzar, creciendo y dejando atrás estos ‘traspiés’…. Gracias….

  20. Por mi parte diré que me gustó el artículo. Cada quien interpreta lo que lee como quiera, pero colocando como principio fundamental el respeto a los que piensan diferente. Los venezolanos nos hemos convertido en eso de que te quiero si piensas igual a mi, pero te odio si haces lo contrario. Mi esposo y yo tenemos 5 hijos en el exterior y cada vez me siento más tranquila de saberlos lejos. Tal vez ésto suene feo y algunos comiencen a criticar mis frases, pero la situación que vivimos no se la deseo a nadie y mucho ménos a mis hijos, Creo que el tema de irse o quedarse es cuestión de cada quien, hasta de crianza, de familia. A unos nos criaron más “desprendidos” que a otros. hay quienes no soportan siquiera imaginar una navidad fuera de casa y otros le huyeron toda la vida a un “feliz año” por ridículo o innecesario.
    Creo en el concepto de que somos ciudadanos del mundo y que afuera hay mucho camino que ver y recorrer, que cada quien decide lo que quiere para su vida y su futuro, aquí, allá o más allá. Pero es cierto, es difícil la despedida, es duro estar en los pasillos de Maiquetía y pensar en lo que dejas y en el incierto que te espera, pero eso forma parte de la vida, de las vivencias, de lo que luego serán nuestras anécdotas y nuestras historias. A algunos les irá muy bien, a otros no tanto, unos no volverán, otros regresarán buscando sus querencias no olvidadas, pero TODOS tendrán en sus adentros la satisfacción de haberlo intentado, de haber superado sus miedos, de haber hecho algo que creyó era bueno para él y su familia.
    En lo particular mi esposo y yo estamos intentado lo mismo, aunque ya mayores, queremos y creemos en la posibilidad de buscar una mejor calidad de vida fuera, de regalarnos en nuestro ocaso un mundo diferente, conocer nuevas personas, nuevas culturas, caminar nuevos caminos, ver otros atardeceres. Yo no creo que eso sea malo, pero en todo caso es lo que queremos, tal vez no coincidamos con muchos pero nos basta coincidir con nosotros mismos.
    Ya basta de ver lo negativo en todo lo que hacemos, hasta en los que se van persiguiendo un sueño. Irse no sería tan duro si todos colaboráramos en que no lo fuera. Yo he tenido que apretar los labios varias veces cada vez que se han ido mis hijos para no mostrarles la tristeza que obviamente se siente, ya es bastante con irse para además que ver las lágrimas de los que se quedan. Yo siempre me he puesto triste no porque se van sino porque yo me quedo. Vamos a alentarlos, a impregnarlos de energías positivas, a mostrarles que el mundo no se acaba sino que comienza y que estaremos con ellos a pesar de la distancia que por cierto gracias al Messenger, al Skype, facebook y Wathsapp cada día son más cortas.

    1. Muchas gracias por el comentario, viniendo de una madre lo valoro mucho porque son quienes más que nadie saben lo difícil de este proceso. Y si las madres son las primeras que lo alientan a uno, con más razón no podemos desanimarnos o quedarnos enfrascados nosotros en la etapa más difícil. Precisamente para que ese sacrificio valga la pena, tenemos que trabajar duro, esforzarnos y luchar por nuestros objetivos. Y el mensaje que debería transmirse a las madres es que se sientan tranquilas, reconfortadas y orgullosas, no rememorarles a cada instante el “hasta luego”. Mil gracias por comentar!

      1. Gracias José Alejandro, entiendo por lo que leo que la mayoría que comenta son muchachos jóvenes, tal vez toditos pudieran ser mis hijos (digo, por la edad). Tal vez muchos no saben o no recuerdan que éste fenómeno de la inmigración en Venezuela no es nuevo. Quise por este medio contarles nuestra historia porque pudiera refrescar la memoria de algunos.
        En el año 1995, en pleno 2do mandato del Ex Presidente Caldera, las colas para obtener la visa americana eran impresionantes, nada que envidiar a las que hoy se hacen para adquirir alimentos de la cesta básica. En ese tiempo era tal la desesperación del venezolano que buscó a toda costa irse a cualquier lugar con tal de salir de aquí, EEUU, Canadá, España, entre otros eran los destinos preferidos. Nosotros entre ellos, vendimos todo lo que teníamos, hasta el perro. Nos quedamos con algunas maletas , 5 hijos y un montón de ganas de irnos a Canadá. Cuando faltaban pocos días, el gobierno Canadiense colocó visa para los venezolanos. Las colas en la embajada de Canadá bajaba los 5 pisos del edificio donde quedaba y salía a la calle varias cuadras. No sé, pero eso dista mucho de la frase “cuando éramos felices y no lo sabíamos…” , por suerte o por desgracia, no obtuvimos la visa y nos quedamos.
        Esas ganas, ese deseo de irnos, no es nuevo. Algunos lo han logrado, otros no. En el caso de mis hijos, les ha ido bien, han sabido comprender el hecho de estar en otro lugar y adaptarse, han crecido como personas, han hecho sus hogares y han nacido sus hijos. Otros aún recién llegados, se están adaptando, pero todos los días les muestro mi admiración por lo que son y lo que han logrado, no por el dinero, sino por haberse superado a sí mismos, por haber vencido miedos y por saber que son capaces de valerse por sí mismos, de enfrentar la vida con entereza, con alegrías y con tristezas, pero que otra cosa es eso sino la vida misma? han recorrido mundo, conocen otras gentes y otros idiomas, saben el valor de lo que tienen porque con su esfuerzo lo han conseguido, a pulso, a sudor y fuerza. Los admiro profundamente y los amo a la distancia. El verdadero amor no conoce fronteras. Hay muchos en sus casas, en familia, pero de corazón lejanos y distantes.
        Animo a los que se van! Vayan, cómanse al mundo, el mundo les pertenece, vayan en la búsqueda de sus sueños y encuéntrenlos donde quiera que se escondan. Es preferible arrepentirse de haberlo hecho que de no haberlo intentado.
        Un abrazo para todos, en especial para tí por tu blog.

  21. Muy bueno!!! Habemos muchos venezolanos que nos fuimos felices y estamos felices fuera. Sin desligarnos de la realidad del país, pero con una visión/vivencia optimista y positiva de la vida como inmigrante. En mi caso, en 11 años he estado en dos paises (uno europeo y otro latinoamericano) g en ambas ocasiones me ha ido super bien, me he reafirmado como venezolana, entendiendo y aceptando la cultura que me recibe. Ha sido un proceso con muchas mas cosas positivas que negativas, el aprendizaje y crecimiento personal no lo cambio por nada en el mundo y la posibilidad de que mi familia viaje a visitarme es una gran oportunidad para ellos. Sin quitarle hierro al que no lleva bien ser inmigrante, afortunadamente no todos somos iguales, pienso que no hay que satanizar la inmigración. Si mañana me dicen que debo irme a China a trabajar….los estaré saludando desde el otro lado del mundo. Buen post…felicidades!

  22. Yo creo que es valida tu reflexión, sin embargo los escritos no están hechos para desmotivar al que se va, simplemente es exponer una situación para la cual como país no estábamos acostumbrados. Bien sabes que este era un país acostumbrado a recibir gente y no a despedir. Vengo de la generación de la Mariscal de Ayacucho, los que fueron a estudiar JAMAS pensaban en quedarse, de 10 solo uno se lo pensaba, de resto todos convenían en estudiar, formarse y venir a trabajar aquí. Para empezar, vivir afuera lo considerábamos pavosisimo. Todos preferian Venezuela, con todo y su desorden e imperfecciones pero era el sitio donde si trabajabas , vivías bien. Y esa generación, es la que hoy despide a sus hijos, por eso ves tantos escritos tristes. En efecto , yo estoy muy orgullosa de los logros de venezolanos afuera, la mayoría brilla y han demostrado una capacidad de reinventarse increíble. Pienso que si la situación del país fuera otra y toda esa gente emprendedora estuviera aquí montando esos negocios, seriamos un gran país. Lo que siempre me pregunto es en las consecuencias que esta estampida tendrá en el futuro, porque una vez que empiecen a hacer sus vidas afuera, se enamoren y se establezcan, lo mas probable es que no volverán y habremos perdido ese talento para mejorar el país. Me encanta que brillen afuera y dejen nuestro país en alto, pero ojalá cuando esto cambie, la mitad regrese, no porque fracasaron si no porque quieren volver a traer ideas novedosas y a apostar por su país!!!!!!!!!

    1. Y estoy seguro que muchos regresarán (o regresaremos, ya a estas alturas he aprendido a no cerrar ninguna puerta). Lo bueno es que estos procesos no implican que el que está afuera abandona el país. Hay gente formándose, preparándose, aprendiendo cosas nuevas y que aportara al país como lo han hecho emigrantes de otros países. No se trata de que los que se queda luchan y los que se van abandonan, cada uno tiene su rol. Vendrán tiempos mejores para Venezuela. Saludos y gracias por comentar.

      1. Baje al aeropuerto este fin de semana y me acorde mucho de este articulo. No es juego, estar en la puerta de imigración 10 minutos, hace que se te aguen los ojos de ver a la gente despidiendo a su familia. Me impresiono la cantidad de gente llorando. Es una realidad durisima a la que no estábamos acostumbrados . Familias enteras yéndose, padres despidiendo a hijos. Muy triste.
        Hace muchísimos años estaba yo en el aeropuerto de Miami y vi llegar un avión de Cuba. Los gritos de emoción de la gente, viendo a su familia a través del vidrio, gente que tenian años sin ver, me acuerdo en particular un muchacho que llego con una malética de mano y con una mirada de absoluto desconcierto, ante familiares que lo abrazaban y le decían este es tu tío fulano, y este tu primo mengano… nunca yo había llorado tanto ante una situación que se me hacia ajena pero tan injusta…..
        Lo mas patetico es ver como el gobierno no hace nada por detener esta estampida. Dan nauseas ver que mas bien lo propicia.

  23. Estoy completamente de acuerdo con el articulo. Tan duro es emigrar como quedarse adentro. Lo que si considero importante es que los que aun quedamos en Venezuela debemos generar las condiciones para que quienes se han ido, al menos puedan considerar la opción de regresar.

  24. No comento en cualquier post… Y este no es cualquier post. En tus claras palabras transmitiste todo lo que se puede decir de este proceso. Sólo me queda decirte, gracias!!!

  25. Excelentes lineas, somos 5 hermanos de los cuales 3 vivimos en este hermoso pais al cual queremos verlo nuevamente como el mejor pais del mundo, 1 en colombia y otro en chile el cual tiene 7 meses de haber encaminado su
    futuro hacia esa nacion hermana, fue dura la despedida
    mas por que es el menor de
    todos con un futuro y una
    profesion brillante y
    prometedora y un sueño
    hermoso por realizar el cual no
    pudo desarrollarlo en este bello
    pais debido a la situacion actual
    que estamos viviendo y la falta
    de apoyo a jovenes
    emprendedores y en especial a
    uno que solo sueña con cambiar
    la calidad de vida de miles o tal
    vez millones de discapacitados
    en América y el mundo bajo la
    fabricacion y adaptacion de
    protesis de mano y como el mismo dice “transformar este mundo en un mundo donde todos tengan las manos aue necesitan” de corazon la felicito por tan hermosa lectura lo que nos hace reflexionar sobre no importa donde estes o con quien estes si tienes un sueño vivelo y realizalo y nunca permitas que alguien te diga que no puedes.

    futuro hacia esa nacion
    hermana, lo cual fue duro

    despedirnos de el el ya que es el
    menor de todos pero con un futuro prometedor por delante y un sueño hermoso que realizar el cual no pudo en este pais debido a la situacion actual y la falta de apoyo a jovenes emprendedores y en especial a uno que solo sueña con cambiarle la calidad de vida a miles o tal vez millones de discapacitados en América y el mundo diseñando protesis de manos

    gran futuro por delantey un
    hermoso sueño hermoso que realizar el cual no pudo en este pais debido a la situacion actual y la falta de apoyo

  26. Estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas. Lo que comentaba con una amiga venezolana ( de las poca porque yo les huyo a los venezolanos aquí ) es que los que se van ahora lo hacen con un guayabo horrible, no se adaptan a la nueva cultura e idealizan a Venezuela. Yo por mi parte hablo el idioma, tengo amigos nativos del lugar y me siento en casa. Irse al principio es doloroso pero despues te dices “como es que no salí de allá antes?” Y desde entonces espero solo ir de visita a Venezuela pero no vivir más allá.

  27. Lamentablemente toda emigración forzada es dolorosa, y vale respetar que todos sigan manifestando sus sentimientos. Sobre todo a los que están por irse, los de mayores niveles de tolerancia, los que después de 15 años seguimos aferrados a nuestra tierra pero que de tanta humillación ya no podemos seguir forzando esta relación. Vale la pena escucharnos y que cada uno viva su duelo y renueve su esperanza en su propio tiempo y en su propio espacio.

  28. Expresa lo que muchos querían oír o leer. Pero el hartazgo mayor viene dado por una suerte de “patriotas” que sobreviven repitiendo frases prefabricadas, atacando al grupo que se va y al que decide quedarse. Nadie, absolutamente nadie es mejor o peor del que se queda o del que se va. Cada persona tiene miles de razones para irse, otras miles para quedarse.

    Aburre sobremanera leer, por ejemplo, que “se van porque no les interesa el país” o, la peor de todas, “yo me quedo porque yo amo a mi país”. Si a alguien ya no le interesa el país, tiene el derecho de vivir donde se sienta mejor. Si alguien ama a su país, que se quede tranquilo en el país. Muchos venezolanos en el extranjero han puesto el nombre del país en alto, y, seguramente, si sus circunstancias de vida hubiesen sido otras, tal vez aquí no hubiesen podido desarrollar las carreras o la vida que pudieron hacer o hacen fuera de nuestras fronteras. También se da el caso contrario, muchos hicieron y hacen cosas maravillosas en el país que, seguramente, en otros ámbitos extranjeros no hubiesen podido llevar adelante.

    Acierta y mucho cuando dice que cada tiene un rol, esté donde esté. Ha trabajar en él, entonces, afuera o en el país. El mundo es más “amplio” de lo que era en los años 50 o 60. Y Venezuela y los venezolanos tienen mucho que aportar, en el país que vivan.

  29. Muy buena reflexión, José Alejandro. Es saludable variar la perspectiva de lo que vemos y vamos viviendo. Y no es fácil ser breve ante este tema de moda desde hace algún tiempo. Haré el esfuerzo por serlo.
    No sé si la mayoría de los que se van mantienen ese discurso en las despedidas pero conozco algunos casos en que el que parte, además de sentir la tristeza inevitable, también experimenta una suerte de superioridad frente a otros que no lo pueden hacer ligado a un sentimiento de culpa por no haber hecho lo suficiente por cambiarse a sí mismo ante la situación dura que vivimos en Venezuela. Me refiero a la posición cómoda de dejarlo todo debido a la falta de iniciativas para vivir el riesgo de una transformación necesaria que exigen estos tiempos. Porque la crisis y todo lo otro que nos puede agobiar no es un fenómeno exclusivo de Venezuela.
    Respeto la decisión de modificar el destino mediante la salida de la zona de confort (diría que es vital para la vida humana si se quiere evolucionar) pero si salimos del país con la ilusión de encontrarnos con el paraíso, y disimular nuestra actitud soberbia con lágrimas en el aeropuerto, puede ser una señal de estar dando un paso en falso, aunque después se tenga la posibilidad de verlo sin tapujos y disolver el velo engañoso que teje la mente.
    No fui breve. Sólo quería decir que la ciudad que somos se lleva dentro y que la verdadera transformación, la necesaria, se debería dar desde allí, desde donde somos invencibles. Tal vez por eso tanto miedo a realizar ese viaje interior mientras huimos en avión con la pretensión de cambiar la realidad.

  30. Hola, me gusto mucho tu artículo todo lo que dices es muy cierto, podría tomarlo y publicarlo en mi blog haciendo la acotación de que es tuyo?

  31. Muchas gracias, por el artículo y todos los comentarios….. estoy sola con mi hijo en España, a veces me cuestiono….. y siento mucho miedo por la decisión tomada…… en epecial por el apego a los amigos…. porque al país que dejé (me costó, pero lo asumí, no era el que conocí),… Feliz domingo.

  32. La verdad me voy de Venezuela, porque considero que no tengo la constante que estoy buscando y la hiper – Inflación que existe. No logro ni mantenerme yo solo; por tal motivo padecemos de muchas herramientas como personas y en momentos somos Buitres comiéndonos entre nosotros para conseguir la mina de oro que tanto buscamos; ahora todo esto da como resultado perjudicar a nuestros padres si nos quedamos; Por tal motivo decidí, comenzar de nuevo una carrera de muchos obstáculos, que tienen trabajo, estudio, amor, pasión; que están en un camino de incógnitas; el cual tenemos sentimientos de amor entre otras cosas divinas que tiene este mundo “como la manzana prohibida”. Siempre necesitamos una Mujer que te de la energía, que te electrocuta y elabore esa química, el cual genera la separación de un átomo o de un elemento de una planta nuclear. Ya estuve en el extranjero y no es difícil, tampoco sencillo; el detalle es saber que queremos, necesitamos y echarle demasiadas ganas….mil gracias por leer mi comentario….

  33. Muy buen artículo! Las mayoría de mis panas y mis dos hermanas mayores se fueron de Venezuela mucho antes de la revolución “Bolivariana”, y yo también! Y todos nos fuimos proque nos dió la gana, yo porque tenía la nacionalidad francesa y quería conocer la tierra de mi padre y aquí me quedé, vivo desde hace 16 años en Francia, pero uno se cansa que de parte de otros venezolanos que uno acaba de conocer te oregunten siempre lo mismo: “Ah te fuiste por Chavez?” “Ah te fuiste por Maduro” “Te fuiste por el loco?” También es una forma de “Medirte” para saber por qué bando vas para ver si son tus amigos o no, y antes de Chavez te preguntaban de que zona de Caracas era para ver si eras “Niche” o no, yo les contestaba que era de La Charneca y me los sacaba de encima a todos ésos sifrinos! Ni el teléfono me daban! (Yo vivía en Alto Padro pero la mayoría de mis panas vivían en La California, Chacao, Petare, Campo Rico, La fila, Caricuao, Macarao, 23 de Enero, y me la pasaba metido en ésos lugares y nunca me pasó nada…) Ahora los venezolanos emigran “Desesperados” y quieren imponer su ley y su cultura aquí y derechito los mandan a la mierda, no es fácil ser inmigrante, para nada, de paso que aquí en Venezuela no se puede montar “Ningún negocio” ni “Ser su propio jefe” como siempre quiere el venezolano, aqui uno es empleado y se la cala! Pero con el tiempo uno recibe los frutos (Naranjas, fresas, manzanas, melones, patillas)….

    1. Fe de erratas: “de paso que aquí en EUROPA no se puede montar “Ningún negocio” ni “Ser su propio jefe” como siempre quiere el venezolano, aqui uno es empleado y se la cala! Pero con el tiempo uno recibe los frutos (Naranjas, fresas, manzanas, melones, patillas)….”, no se puede modificar ni corregir el comentario!

    2. En efecto, emigrar es un reto y quizás los venezolanos pasamos mucho tiempo viviendo una tierra donde tomar los caminos fáciles era siempre recompensado (viveza criolla). Eso hace que quienes emigren con esa idea en la cabeza se estrelle. Emigrar y montar un negocio con los márgenes de ganancia que se ven en Venezuela es imposible, porque sencillamente en el mundo occidental el que monta un negocio lo hace para tener un medio de sustento y no para volverse millonario de la noche a la manana. Que puede volverse millonario sí, pero para eso hay que trabajar. Gracias por comentar, saludos!

  34. Al fin alguien con cabeza, jamás pensé que alguien pensaría como yo, estoy 100% de acuerdo, me cansa ver la gente llorando a cada rato extrañando y extrañando, si tomaste la decisión, asumela y ya!!!! y que buena la parte de “pastor no es contigo” Excelente de verdad me gustó mucho, suerte y éxito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s